Saltear al contenido principal
Primero La Salud Y La Seguridad De Los Trabajadores

A los compañeros del Sindicato de Trabajadores de la Cámara de Diputados del H. Congreso de la Unión

Existen muchas razones por las cuales, hoy más que nunca, se manifiesta una efervescencia inusual por el tema del proceso electoral interno que se nos avecina. Hasta cierto punto es normal por el grave contexto en que vivimos. Por eso resulta pertinente poder comentar, señalar y debatir algunos puntos relevantes.

A más de un año de haberse iniciado la pandemia mundial ocasionada por el virus SARS-CoV-2, en nuestro país, el Gobierno Federal, a través de la Secretaría de Salud y del Consejo de Salubridad General ha emitido una serie de importantes acuerdos para la protección de la salud, principalmente para contener los contagios, evitar la saturación hospitalaria y disminuir el terrible número de fallecimientos.

Las medidas sanitarias han sido adoptadas prácticamente por todas las dependencias gubernamentales, incluida la Cámara de Diputados, por lo que, la inmensa mayoría de los trabajadores al servicio del Estado, así como sus organizaciones sindicales, han acatado las disposiciones de manera puntual, con el efecto de disminuir los riesgos de la base trabajadora y de sus familiares.

Incluso la dinámica parlamentaria se vio modificada, diputados y senadores debieron establecer nuevas reglas ante la gravedad del asunto, tuvieron que reconfigurar la manera tradicional de realizar sus sesiones, y así, fue implementado un sofisticado sistema informático para la realización de las asambleas a distancia, participando desde sus lugares de origen, reduciendo al mínimo la presencia física de legisladores y colaboradores en los recintos durante las reuniones semipresenciales.

De igual manera, a pesar de las muy lamentables pérdidas de familiares, amigos, compañeras y compañeros del gremio y de la comunidad institucional, ocasionadas por esta peligrosa enfermedad, los trabajadores sindicalizados y no sindicalizados de la Cámara de Diputados, incluidos nuestros representantes, durante este trágico proceso, continuamos cumpliendo con nuestras responsabilidades laborales, y, aunque en la mayoría de los casos no ha sido posible hacerlo de manera presencial, sí lo hemos hecho, incluso bajo las complicadas condiciones actuales del confinamiento, desde nuestros hogares y con nuestras propias herramientas y recursos.

El pasado 27 de abril fue publicado en el Diario Oficial de la Federación el más reciente “ACUERDO dictado por el Pleno del Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje, en sesión ordinaria de veinte de abril de dos mil veintiuno, por el que se emite la ampliación del pronunciamiento respecto de la vigencia de las constancias o tomas de nota de las directivas sindicales registradas ante este Tribunal, con motivo de la emergencia sanitaria generada por el virus SARS-CoV2 (COVID-19).”[1], cuyas resoluciones son las siguientes:

PRIMERO. El Pleno del Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje con el objeto de no dejar en estado de indefensión a los Sindicatos que tiene registrados, previa solicitud de la organización sindical en la que se advierta que los órganos de gobierno correspondientes determinaron lo conveniente, respecto de la vigencia de las constancias o tomas de nota de las directivas sindicales previamente registradas, atendiendo a las particularidades de cada caso, ante la emergencia sanitaria que prevalece en el país, ello considerando que las mismas serán extendidas hasta el treinta de junio de dos mil veintiuno.

SEGUNDO.- Considerando lo anterior, que una vez que existan las condiciones sanitarias necesarias, según lo establezca la Secretaría de Salud o el Consejo de Salubridad General, se realizarán las elecciones correspondientes, según lo estipulado en el artículo 69 de la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado y la norma estatutaria respectiva. (Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje 300)

Joel Ayala Almeida, titular de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE). Foto: Cuartoscuro. Fuente: Periódico La Razón de México.

El mismo 27 de abril del presente, el compañero Joel Ayala Almeida, presidente de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE), a la que nuestro gremio pertenece, dijo tajantemente que, “Los trabajadores al Servicio del Estado no regresarán a laborar si no han sido vacunados. La condición para volver a la oficina es, además, que el retorno sea gradual. No es que venza el plazo el 3 de mayo, no vamos a regresar si no están dadas las condiciones[2]. Además, manifestó su interés sobre “…la importancia de devolverle el dinamismo a la economía, pero [insistió en que] la salud de los trabajadores es primordial”[3].

Por fortuna ya se encuentra en curso un programa nacional de vacunación que ha sido gradual, y, como es conocido, ante la escasez internacional de las vacunas, se ha avanzado de manera progresiva conforme se han conseguido y aplicado. Esto quiere decir que el proceso no será lo suficientemente rápido.

Vale la pena mencionar que, la aplicación para el sector médico de primera línea inició en diciembre pasado; para las personas de 60 años y más, en febrero del presente, y, hasta la fecha, todavía no se ha cubierto la totalidad de este último sector. Además, en días recientes apenas se ha comenzado con el siguiente grupo de entre 50 y 59 años, lo que supondría una demora aproximada de entre dos a cuatro meses para cubrirlos y poder avanzar con el siguiente grupo.

Por todas estas razones, se debe considerar que, lo más importante para todos es el derecho a la vida y a la salud, y como tal, cualquiera de las instancias involucradas, sean del gobierno federal, de la autoridad institucional de la Cámara, e incluso de quienes ocupan y conducen la organización de nuestro gremio, tienen el compromiso de garantizar y proteger, por encima de todo, los preceptos ya mencionados.

Informes oficiales señalan mejorías en las cifras nacionales acerca de la pandemia. No obstante, la emergencia sanitaria prevalece. Existen evidencias de que, en otros países, como Brasil e India, después de haber relajado ciertas medidas de salubridad se volvieron a presentar fatales rebrotes y nuevas olas de contagio, aun en plenos procesos de vacunación.

Dentro de nuestro gremio tienen lugar cuatro procesos electorales; tres corresponden a la elección de los cuadros de cada una de las secciones, y otro a la elección del Comité Ejecutivo General. Los primeros se convocan y organizan durante la tercera semana de junio. El segundo y más relevante, igualmente inicia, como lo establece el artículo 39 de nuestro Estatuto; “en la primera semana de junio”, con la convocatoria para la conformación de la Comisión Electoral.

Esto significa que, en el caso de nuestro gremio, siguiendo lo que estipula el acuerdo del Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje, arriba citado, ni los Comités Ejecutivos Seccionales, ni el Comité Ejecutivo General, estarían en posibilidades de iniciar los procesos electorales comentados, al menos durante el mes de junio del 2021.

En este sentido, nuestra dirigencia tendría que advertir de manera oficial e inmediata, a las instancias respectivas, tal como lo señala el mismo acuerdo, que los órganos de gobierno correspondientes de nuestra organización ya han determinado lo conveniente, con la intención de “no dejar en estado de indefensión” a nuestro sindicato.

De la misma manera, se tendría que comunicar la resolución a la base trabajadora, para que se conozcan los posibles aplazamientos, en tanto que se esperan nuevos acuerdos o prórrogas del Tribunal, de la Secretaría de Salud o del Consejo de Salubridad General.

Sólo entonces, según lo que resulte, se estaría en posibilidades de proceder conforme al artículo 69 de la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado, y a lo que metódicamente establece nuestro estatuto en materia electoral, siempre y cuando, como ya se ha subrayado, existan las condiciones sanitarias necesarias.

Son tiempos complicados, se requiere de firmeza y de unión, hay que respaldar las decisiones y los posicionamientos de nuestras dirigencias, así como respetar los acuerdos y consensos nacionales. No por encontrarnos en semáforo amarillo o verde, aun con los mayores cuidados, se estaría en posibilidad de convocar y realizar eventos o asambleas multitudinarias, poniendo en riesgo la salud e integridad de los agremiados y de sus familias, principalmente de aquellos que padecen alguna enfermedad crónica o de quienes resulten altamente vulnerables.

Recordemos que todos tenemos los mismos derechos de concurrir y participar en los procesos internos de nuestra organización, pero en un ambiente de confianza libre de todo peligro y preferentemente ya al haber recibido la vacuna.

Quedo a tus órdenes para cualquier duda o comentario en el siguiente correo electrónico: contacto@victoralvarado.mx

 

Referencias

Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje. «Acuerdo por el que se emite la ampliación del pronunciamiento respecto de la vigencia de las constancias o tomas de nota de las directivas sindicales registradas ante este Tribunal, con motivo de la emergencia sanitaria generada por el virus SARS-CoV2.» Diario Oficial de la Federación. 27 de abril de 2021: 298-300. Electrónico. 10 de mayo de 2021. <https://www.dof.gob.mx/nota_to_imagen_fs.php?cod_diario=292081&pagina=298&seccion=0>.

Notas:

[1] https://www.dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5616887&fecha=27/04/2021

[2] https://www.eluniversal.com.mx/nacion/no-habra-retorno-masivo-de-burocratas-las-oficinas-hasta-que-sean-vacunados-fstse

[3] https://www.eluniversal.com.mx/nacion/no-habra-retorno-masivo-de-burocratas-las-oficinas-hasta-que-sean-vacunados-fstse

980 Vista(s)
Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba